Recordamos los incendios, accidentes y crisis humanitarias que dejaron una mancha de tristeza en el año que termina.

1. Caída de un avión de carga en Kirguistán

El 16 de enero, una aeronave cayó cerca del aeropuerto de Bishkek, la capital del país. En el accidente perdieron la vida 37 personas, entre las que había varios niños. El avión destruyó al menos 32 viviendas de la localidad, ubicada a menos de 2 kilómetros de la pista de aterrizaje de la terminal aérea. El vuelo siniestrado, operado por la aerolínea Turkish Airlines, iba de Hong Kong a Estambul, y debía hacer una escala en la capital de Kirguistán.

2. Incendio de la torre Grenfell, en Londres

En la madrugada del 14 de junio, un voraz incendio consumió gran parte del edificio, compuesto de viviendas de interés social. Testigos de los hechos dijeron que desde varios de los pisos de la construcción, de 27 plantas, muchas personas tomaron la decisión de saltar al vacío para no morir abrasados. Las autoridades indicaron que las labores de rescate iban a ser complicadas y largas. Hasta ahora, se sabe que más de 70 personas murieron ese día, pero puede que sean más.

3. Persecución al pueblo rohingya en Birmania

Se trata de una minoría étnica musulmana a la que, a pesar de haber vivido por varias generaciones en ese país asiático, el gobierno les niega la ciudadanía. Según BBC, la persecución ha conducido a una diáspora de miles de personas miembros de esa etnia hacia otros países. En Birmania no se les permite casarse ni tener propiedades, y las acciones en su contra son casi que ignoradas por el mundo. La ONU los considera un pueblo “sin amigos”. En su visita, el papa Francisco trató de hacer un llamado sin nombrar directamente a los rohingyas. Parece que no sirvió de mucho.

4. Desaparición del submarino argentino ARA San Juan

El pasado 15 de noviembre, el sumergible desapareció en las aguas del océano Atlántico sur con 44 personas a bordo. En la última comunicación se reportó un problema con las baterías. No se supo más. Con el pasar de los días, se fue conociendo información sobre lo que pasó con la embarcación: una explosión fue detectada y los cuestionamientos sobre el estado y la capacidad de navegación del submarino empezaron a crecer, al punto de salpicar a varios funcionarios y empresas. Al momento de escribir esta nota, el submarino aún está perdido.

5. Muertes de migrantes en el mar Mediterráneo

2017 se convirtió en el cuarto año consecutivo en el que más de 3 mil migrantes han perdido la vida en las aguas mediterráneas, entre África y Europa. La escalofriante cifra fue superada en el fin de semana del 26 de noviembre, lo que equivale a decir que, en promedio, 10 personas mueren ahogadas cada día. Las víctimas, además de africanas, también suelen ser de países árabes de Asia, como Afganistán. El portavoz de la Organización Internacional para las Migraciones describe la ruta del Mediterráneo como una de las “más mortíferas del mundo”.

Fuente de la información y redacción:
http://www.pulzo.com/mundo/tragedias-humanas-2017/PP408791

Categories: Noticias

Deja un comentario