Saltar al contenido

Accidentalidad en Ábrego

18 agosto, 2014

La ley 1383 de 2010, la cual reformó la ley 769 de 2002, Código nacional de tránsito, en su artículo 1 consagra lo siguiente:

Las normas del presente código rigen en todo el territorio nacional y regulan la circulación de peatones, usuarios, pasajeros, conductores, motociclistas, agentes de tránsito, y vehículos por las vías públicas o privadas que están abiertas al público, o en las vías privadas, que internamente circulen vehículos, así como la actuación y procedimientos de las autoridades de tránsito.

No se puede explicar el hecho de que exista una regulación de obligatorio cumplimiento, cuyo ámbito de aplicación es todo el territorio nacional, sin embargo, hay municipios en donde no se acata, uno de esos es el municipio de Ábrego Norte de Santander, en el que es común ver motociclistas haciendo cross, menores de edad conduciendo vehículos a alta velocidad, sin uso del casco e incluso sin luces, muchas veces bajo los efectos de bebidas embriagantes y sustancias psicoactivas, vemos a diario comportamientos irresponsables y temerarios en peatones, conductores, quienes se apartan de todo principio legal, sin pensar en las consecuencias de sus actos; asumen conductas que muchas veces dan lugar a accidentes de tránsito, generando daños a vehículos o cosas, o afectando gravemente su integridad física o la de otras personas.

11263_10204361953269685_1542078274238917384_n

La inspección de policía del municipio pretende enfrentar el problema con la colaboración de la policía acantonada en este, por medio de campañas pedagógicas en los colegios, que tienen como propósito crear cultura ciudadana y educar al peatón, motociclista y conductor de vehículo. Las campañas educativas en los colegios, son una buena herramienta para sensibilizar a los educandos sobre cultura ciudadana, pero no se está teniendo en cuenta la exclusión que se hace a quienes no se encuentran estudiando en los claustros educativos del municipio, por lo tanto no les llega el mensaje. Las acciones de prevención que se han realizado no han obtenido los resultados esperados, debido a la falta de controles necesarios para dar cumplimiento al código Nacional de tránsito.

Cuando se le pregunta a las autoridades del municipio sobre la problemática, manifiestan que no se aplican las medidas contempladas en la ley en cuanto al tránsito, puesto que no se quiere perjudicar a los campesinos quienes no cuentan con los recursos para tener los documentos de sus vehículos al día, pero esta posición no es la conveniente cuando el número de vehículos que circulan en el municipio es alto y el grado de accidentalidad es preocupante. Ojala las autoridades y la comunidad en general entiendan que es necesario implementar el código de tránsito con el propósito de prevenir accidentes y situaciones trágicas que pueden causar muchas tristeza en las familias Abreguenses.

Escrito por: Jesús Alberto Bayona Arévalo