Otro niño muere por desnutrición en la Guajira

El día de hoy, 5 de marzo, fue registrado por las autoridades de la Guajira la muerte de otro niño de 11 meses que fallece por causas relacionadas con la desnutrición.

Recordemos que en los últimos días el Gobierno decidió tomar las riendas de este departamento por la profunda crisis política que ha ostentado en estos años.

Según CM&, el cual fue el único medio de comunicación que por ahora registra la noticia, informó lo siguiente:

El infante de 11 meses que vivía en el municipio de Uribia, murió en una unidad de cuidados intensivos de un centro clinico de  Maicao.

Contando éste hecho, ya van 7 los niños que mueren por dichas causas en lo que va corrido del año, en la Guajira.

Pero lo más indignante de todo lo que está pasando, es que al parecer los ciudadanos ya nos acostumbramos a ver estos casos y ya no le prestamos la misma atención que cuando se destaparon por primera vez.

niño muere en la guajira

Así pasó con la guerra y los muertos, como lo vivíamos todos los días, llegó un punto en que la muerte y los combates, nos daban igual, ya nos parecía “normal”. De ahí las ansias de algunos de que se derrotara a las farc por medio de las armas.

Como sigo denunciando, parece ser que para muchos y las élites gobernantes, unos muertos valen más que otros, siendo esta la principal razón por la que no hay reacciones cuando una persona de escasos recursos económicos fallece por cualquier motivo.

Los que usaron a los niños en campaña, hoy no aparecen

En los últimos días nos hemos visto envueltos en el país otra vez con escándalos de violaciones a niños por parte de sacerdotes, y en especial un caso que sucedió hace unos años en donde 4 niños fueros violados por un miembro de la iglesia católica el cual fue condenado a 33 años de prisión.

Pero ese caso volvió al ruedo noticioso, porque el abogado de la Arquidiócesis de Cali se pronunció sobre el hecho de que las familias de los niños hayan pedido una indemnización como víctimas indirectas de los hechos y él argumentó que lo que pasó era culpa de los papás, algo que escandalizó a todo el mundo y generó una serie de comentarios por parte de todos los ciudadanos colombianos.

sacerdotes violadores de niños

ElEspectador

Además, la misma iglesia católica dijo que la indemnización que pedían los papás era muy alta, por lo que es claro que ellos no tienen la autoridad legal, ni moral para decidir ese tipo de cosas. Qué se limiten a responder y listo, la justicia dirá cuánto deben pagar. Por su parte, en ese tema, el abogado también dijo que las familias ahora se las están dando de víctimas indirectas para pedir plata, como si no fuese cierto. Dichas personas también sufrieron y se les causó un daño indirecto a causa de lo sucedido.

Los camanduleros de los niños.

Después de todo esto, recordemos a esos personajes tan polémicos y que se las daban de defensores de los niños, la familia y un poco de cosas que tienen qué ver con la religión que profesan.

En la campaña del plebiscito aparecían en todos los medios pidiendo a su dios para que se votara por el NO y no entrara una supuesta “ideología de género” al país por medio de los acuerdos de paz. Una total estupidez, claramente.

Ahora ninguno de ellos ha dicho nada, ni una sola palabra sobre los casos de los sacerdotes violadores; en especial el camandulero de Ordóñez.

ElEspectador comenta:

“Figuran nombres como el de Ángela Hernández, diputada cristiana por el partido de la U en Santander, que salió a relucir en medio de esta polémica. También están el exprocurador Alejandro Ordóñez; el concejal de Bogotá, Marco Fidel Ramírez; y la senadora Viviane Morales, quien promueve fervientemente un referendo denominado “Firmes por Papá y Mamá”, a través del que pretende prohibir la adopción de niños por parte de parejas homosexuales”.

Estos politiqueros de quinta lo que hacen es usar cosas como las religiones para manipular a las masas creyentes y que se dejan meter lo cuentos abyectos que pregonan a diestra y siniestra. Es que salen con unas cosas, que simplemente dan rabia.

Mientras escribía este artículo, sale otra noticia en ElEspectador comentando lo siguiente:

“El abogado del sacerdote acusado de violar a cuatro niños, William Mazo, ratificó su defensa, argumentando que la responsabilidad es de los padres de los menores y de no la iglesia”.

Yo creo que a este señor le salió el titulo en una paca de chitos porque para salir con estas estupideces, uno tienen que tener un problema mental, básicamente.