Si trabaja medio tiempo, tiene derecho al auxilio de transporte

Aunque el empleador contrate personal para laborar medio tiempo, este deberá reconocer el auxilio de transporte a sus trabajadores cuando estos devenguen menos de 2 smmlv, vivan a más de 1.000 metros de distancia de la empresa o cuando este no preste el servicio de transporte.

Respondamos a la siguiente pregunta: ¿Se debe reconocer el auxilio de transporte completo para trabajador que labora medio tiempo?

El auxilio de transporte es un beneficio que debe otorgarse a todo trabajador dependiente cuando su remuneración o gratificación no exceda a 2 salarios mínimos; este tiene el propósito de cubrir los gastos o costos de la movilización al sitio de labores, debe pagarse dentro de la nómina con base en los días en los que asista el empleado a su lugar de trabajo y en aquellos que, aunque no los labore, están autorizados por la ley; sin embargo, no será pagado cuando el empleado se ausente por causas que hagan que no se desplace al sitio de trabajo como lo son incapacidades, permisos, suspensiones, licencias, etc.

Para que el empleador se disponga a reconocerlo y liquidarlo, se deben cumplir las siguientes características:

Inicialmente, el trabajador debe devengar entre uno y  dos salarios mínimos mensuales legales vigentes –smmlv–; como segunda característica se exige que el empleador no otorgue o preste el servicio de transporte a sus empleados por lo que hace que sea liquidado en la nómina, y, por último, como lo establece el artículo 4 del Decreto 1258 de 1959, el trabajador debe vivir a más de 1.000 metros de distancia de la empresa.“ARTICULO 4º.  Exclusivamente tendrán derecho a este auxilio los trabajadores que residan a una distancia de mil (1000) metros o más del lugar del trabajo”.

Ahora bien, para responder a la pregunta que nos atañe, se debe decir que, aunque el trabajador labore por medio tiempo, el empleador está obligado a pagar el valor total del auxilio de transporte cuando el empleado cumpla con todas las características mencionadas anteriormente, ya que lo requiere para desplazarse al lugar de trabajo y de este sitio hasta su lugar de residencia de la misma forma como lo utiliza un trabajador que labore 8 horas al día.

Fuente: actualicese.com

¿Qué es el contrato realidad?

El contrato de trabajo realidad, es aquel contrato que aunque no se definió, ni formalizó, la ley considera que existe por la naturaleza misma de las actividades desarrolladas por el trabajador.

Un contrato de trabajo puede ser verbal o escrito, y en cualquier caso tiene la misma validez ante la ley.

Pero en algunos casos, entre el trabajador y el empresario no se acuerda ningún contrato de trabajo, ni verbal ni escrito, sino que se recurre a otro tipo de figura como el contrato de servicios.

Pero independientemente de la figura que se utilice, si en el fondo del asunto, en la realidad, se dan las condiciones propias de un contrato de trabajo, primará la realidad de la relación contractual frente a cualquier formalidad acordada entre las partes; de allí la denominación de contrato realidad. No importa como se ha llamado el contrato, pero si la realidad indica que es un contrato de trabajo, así será considerado por la ley.

El contrato realidad se origina en la misma ley laboral, más exactamente en el artículo 24 del código sustantivo que reza lo siguiente:

Se presume que toda relación de trabajo personal está regida por un contrato de trabajo.

También el artículo 23 del código sustantivo del trabajo, en su numeral 2 hace referencia al contrato realidad cuando expresa:

2. Una vez reunidos los tres elementos de que trata este artículo se entiende que existe contrato de trabajo y no deja de serlo por razón del nombre que se le dé ni de otras condiciones o modalidades que se le agreguen.

La misma ley laboral ha considerado que no importan las formalidades, lo que importa es lo que realmente suceda en una relación contractual entre las partes, de modo que de poco sirve recurrir a maniobras, figuras y artificios para ocultar o disfrazar una relación laboral, pues la realidad será la que se impondrá, y en lo que tiene que ver con una relación de trabajo que por su misma naturaleza debe ser laboral, indiscutiblemente será laboral por expreso mandato legal.

Fuente: gerencie.com