Las mujeres en las campañas para la presidencia de Colombia

Las mujeres están haciendo parte fundamental de los debates políticos del acontecer diario del país, y eso le da buenos aires a todo lo que engloba la política nacional y más a la presidencia.

Esos días del machismo conservador, están quedando atrás, para bien de todos y en especial, de las mujeres.

Pero quiero utilizar este artículo para hacerles una crítica que a los candidatos y políticos “hombres”, ya se les ha hecho, pero como sabemos, son una causa perdida, en general.

Ustedes, mujeres luchadoras, que han roto las barreras de los retrógrados y surgido como iguales en una sociedad que hace siglos las oprimía, considero, a titulo personal, que deben mejorar su actuar y discurso; diferenciarse de lo que hemos escuchado desde siempre de parte de los hombres en la política. Por favor, no caigan en sus juegos politiqueros.

Hace meses yo era un seguidor ferviente de Claudia López y hoy no lo soy. Como dicen por ahí: la política es cambiante.

campaña presidencia mujeres colombia política

Mi querida candidata a la presidencia en un principio mostraba su verdadera esencia, buscaba luchar por causas sociales y por diferentes comunidades, hasta estaba realmente en contra de la corrupción. Al día de hoy, todo eso cambió, de una manera que me ha generado varias dudas sobre si realmente se merece mi voto, es decir, la lucha en contra de la corrupción la está usando de la forma en que no es al montarse en un referendo para buscar sus votos. Deja ver otros intereses. Además, en los debates que la he visto, se muestra sulfurada, casi que gritando y no dejando hablar a los demás tratando de introducir a la fuerza sus ideas dentro de la conversación.

De igual manera, ha estado dejándose llevar un poco por el populismo que ya utilizaban los politiqueros de antaño. Así no funcionan las cosas. Como también en twitter últimamente la he leído discutiendo de una manera que no es buena para su imagen ni candidatura, si lo vemos desde el punto de vista de la campaña.

Otra cosa curiosa es que después de tanto que le preguntaron si estaba a favor o en contra de Peñalosa, cuando ya vio la cosa fea, es que ha salido a contradecir algunas decisiones del Alcalde. Ya qué.

Hablemos de Paloma Valencia y María Fernanda Cabal

Paloma no es política, le falta muchísimo para poder ganarse una curul con su propio esfuerzo y con ideas propias, algo contrario, pienso yo, de Cabal, que aunque no me identifico de ninguna manera con su forma de pensar, considero que sí tiene caudal político y puede llegar a conseguir su propia votación, sin tener que lamerle los pies a Uribe (aunque lo hace).

Ellas dos pueden lograr algo interesante en el ámbito político, pero dejando atrás esas ganas de sobresalir al costo que sea y siguiendo sus propios ideales, no los que dicte un partido político liderado en su mayoría por hombres y lo que diga Uribe, en especial.

Las mujeres pueden dar más de sí mismas, sin necesidad de estar a merced de las órdenes de un líder masculino.

Aunque suene a discurso “feminazi”, considero que no lo es, toda vez que lo que busco con mi opinión es que las mujeres se liberen de la atadura machista que las retuvo durante casi toda la existencia. Que todos somos iguales independientemente del sexo o lo que sea.

¿Clara López a la presidencia?

Para mí, traicionó los ideales que la rigieron durante toda su vida entrando al Gobierno de Santos y eso ya la quemó prácticamente en la política nacional para que pueda volverse a lanzar a la presidencia. Además, dejó pasar el tiempo para inscribirse por el Polo Democrático, lo cual deja en duda todas sus aspiraciones, a menos que busque por otro lado.

Marta Lucía Ramírez.

Hace un par de años la consideraba una persona verraca, echada para adelante y que le podía aportar mucho al país, hasta que se unió con Uribe y mostró que en realidad lo seguía era a él, dejando en duda todo lo que podría haber hecho por este país si seguía como venía.

Puede haber muchas más mujeres que hacen parte de todo este rollo estresante, pero a la vez bonito, de la política. Muchos puntos de vista contrarios a los míos o parecidos. Lo único cierto, es que las mujeres cada vez hacen un mejor papel en el país, el mundo y la historia. Dejando la huella que deben dejar.

La pelea entre Taxistas y Uber que puede terminar mal

Llevamos varios años viendo cómo hay una disputa entre los taxistas y Uber, pero no solo en Colombia, sino a nivel mundial. Todo debido a que al parecer, la tecnología se ha adelantado a las leyes. En el gremio taxista dicen que es ilegal, pero el problema es que no está regulado. Es más, considero que a los gobiernos los cogió de sorpresa toda ésta ola de las nuevas tecnologías y por eso no saben cómo manejarlo, aunque en muchos países ya han tomado una decisión al respecto.

Taxistas vs Uber

Los taxistas.

Hay que comenzar diciendo que uno se solidariza con el gremio, ya que ellos se sienten amenazados por Uber en cuanto a la estabilidad laboral y el desequilibrio que se puede causar para con los compromisos que tienen cada mes con sus familias, deudas y demás.

Además, los taxistas pagan una serie de impuestos, cupos, los carros, entre otras cosas, para poder laborar en los territorios, algo que no pasa con Uber y ahí está el otro meollo de asunto.

Lo que me extraña de dichos conductores, es que han actuado de la peor forma, de tal manera que se han hecho acreedores de un fastidio generalizado por parte de la ciudadanía y por lo tanto, sus clientes. Algo que claramente ha generado que dichas personas pasen a preferir el servicio contrario a ellos. Como quien dice: el tiro por la culata.

Pero, ¿qué piden los clientes de taxi?

  1. Qué el conductor o dueño del vehículo, le realice una limpieza diaria a su herramienta de trabajo. Esto con el fin de no generar incomodidad por parte del usuario que se sube al taxi. No dejar en las sillas suciedad de ningún tipo y estar pendiente que nadie les deje mugre en la parte de atrás, que es por lo general, en donde se sube la gente.
  2. Qué se cuide la higiene corporal por parte del conductor, buscando generar un momento agradable con el cliente porque es la primera impresión. Es como entrar a un subway y encontrar a la persona que prepara la comida con gripa, la cara sucia, sin guantes, etc. Eso generaría que la persona no quiera volver al lugar.
  3. Qué se use una vestimenta adecuada. Aunque esto es superficial y a muchos no le interesa, algunos consideran que es necesario vestirse bien para generar en el cliente lo susodicho en el anterior punto. Algo así como trajes o uniformes.
  4. Conducir de manera responsable sin poner en peligro la vida de las personas que llevan en su vehículo. Así como también evitar ser “atarban” cuando están conduciendo y no provocar peleas con otros conductores.
  5. No poner música a todo volumen. Esta petición que hacen algunos usuarios, lleva a decirle a los taxistas que no coloquen la música que a ellos les gusta, porque el usuario la puede “odiar” y se volvería incómodo el viaje. Así que a preguntar qué música quiere escuchar el pasajero.
  6. Moderar las tarifas y evitar adulterar los medidores. Algunos taxistas adulteran sus medidores para cobrarle más a las personas y suben sus precios dependiendo del lugar para donde van. Esto me lleva a aconsejarles que dejen ese cuento de “por allá no voy”.
  7. Reparar los daños. Si su vehículo tiene daños que pueda incomodar al pasajero o que en medio del transporte los puede dejar varados, por favor, repárelos. Evite inconvenientes.
  8. No fumar dentro del taxi, ni decir groserías. Pórtate amable y no incomodes con el humo de un cigarrillo.
  9. Cuando un usuario dejó algo en tu taxi, trata de devolverlo y hacer todo lo posible por ubicar al dueño. No te adueñes de lo que no es tuyo.
  10. Mantén tu identificación en donde el usuario pueda verla y saber quién eres.

Hace unas semanas salió una noticia en donde se evidenciaba que taxistas habían perseguido por varios minutos a un carro de Uber en Bogotá, hasta que lograron interceptarlo, y con los ocupantes dentro del mismo, procedieron a echarle gasolina para incendiarlo; lo lograron. Hasta supuestamente amenazaron al conductor con un arma de fuego.

En Turbaco, a un concejal de dicho municipio, lo persiguieron igualmente un grupo de taxistas creyendo que era un conductor de Ube. Un hecho que generó pánico en el señor Anibal de Jesús Moreno.

Todo esto nos hace reflexionar sobre si los taxistas están actuando de la mejor manera frente a la problemática en la que se han inmiscuido.

Taxistas quemaron carro de Uber

En cuanto a Uber.

Este servicio se ha caracterizado por generar atracción sobre los usuarios por el excelente servicio que presta, según ellos. Igualmente porque se puede pedir un Uber con las mismas tarifas y van a todos los lugares, contrario a los taxistas.

A todos los geeks nos parece agradable todos estos emprendimientos usando las nuevas tecnologías, y siempre hay que estar a la vanguardia de la misma. Esto es para todos.

Claramente debemos comprender que los conductores del servicio también son personas que buscan generar un ingreso para diferentes temas como cualquier colombiano. El problema es todo lo que pagan los taxistas vs lo que paga Uber, en cuanto a los impuestos y demás, que anteriormente mencionaba.

El Gobierno.

Desde que comenzó todo este problema, hemos estado esperando a que el Gobierno de Juan Manuel Santos se pronuncie de fondo sobre el tema y que busque una solución adecuada. Es decir, que de una vez por todas se diga si lo legalizarán o no; y si lo hacen, qué debe pagar Uber, cuánto, cómo, etc.

En meses anteriores vimos a varios ministros referirse al respecto, pero ninguno daba la solución para el problema. Siempre se salían por la tangente.

En Ciudad de México, se logró hacer un acuerdo entre todos los prestadores del servicio de transporte. Después de una gran voluntad política y la presión de los ciudadanos, el gobierno local decidió buscar una solución que ayudara a todos.

Con los taxistas buscaron mejorar el servicio con un fondo que se creó después de estipular unos requisitos estrictos para Uber en donde debe pagar 1,5 % por cada viaje, dinero que pasa a dicho fondo para incentivar a los taxis.

Creería que uno de los mayores problemas acá es el cupo tan caro que pagan los taxistas en Colombia, el cual Uber no paga. Si unos pagan, los otros también deben hacerlo. Así se debe manejar esto para no generar inconformismos e inconvenientes.

La fiscalía.

Dónde estará éste ente mientras los taxistas se la pasan cometiendo delitos por todos lados en contra de los conductores y usuarios de Uber.

Qué es eso que pueden perseguir vehículos, quemarlos, amedrantar a las personas, amenazar, golpear y hacer una cantidad de cosas que son contrarias a lo legal.

Por su parte, los delitos más comunes que he visto que comenten, son los de secuestro simple, lesiones personales y hasta “terrorismo”, que lo dudo, pero así lo manifestó un comandante de la policía en la costa.

Lo curioso es que los taxistas hablan de la ilegalidad de Uber, pero ellos también incurren en una cantidad de delitos y más graves.

Mi vídeo al respecto.