Saltar al contenido

El derecho de alimentos en Colombia

10 marzo, 2015

El derecho de alimentos es aquel que tiene una persona que se encuentra en estado de necesidad, es decir, no tiene los medios suficientes ni la capacidad para subsistir por si mismo (esto si es mayor de edad, porque a los menores de edad se les debe alimentos así tengan todas las comodidades en la casa de los abuelos, los tíos, la mamá, etc.), por lo tanto, puede pedir una prestación a su favor a las personas que el código civil nos señala en su artículo 411 que dice lo siguiente:

ARTICULO 411. TITULARES DEL DERECHO DE ALIMENTOS. Se deben alimentos:

1) Al cónyuge.

NOTA: Numeral 1 declarado EXEQUIBLE por la Corte constitucional mediante sentencia C-029 de 2009, en el entendido de que también comprende, en igualdad de condiciones, a los integrantes de las parejas del mismo sexo que se hayan acogido al régimen de la Ley 54 de 1990 y demás normas que lo modifiquen.

NOTA: Numeral 1 declarado EXEQUIBLE por la Corte constitucional mediante sentencia C-1033 de 2002, siempre y cuando se entienda que esta disposición es aplicable a los compañeros permanentes que forman una unión marital de hecho.

2) A los descendientes.

3) A los ascendientes.

4) A cargo del cónyuge culpable, al cónyuge divorciado o separado de cuerpo sin su culpa.

5) A los hijos naturales, su posteridad y a los nietos naturales.

6) A los Ascendientes Naturales.

7) A los hijos adoptivos.

8) A los padres adoptantes.

9) A los hermanos.

10) Al que hizo una donación cuantiosa si no hubiere sido rescindida o revocada.

La acción del donante se dirigirá contra el donatario.

No se deben alimentos a las personas aquí designadas en los casos en que una ley se los niegue.

Teniendo en cuenta lo anterior, usted puede proceder a la demanda de alimentos contra los mencionados.

Alimentos para menores de edad.

El código de infancia y adolescencia indicó en su artículo 24 una definición precisa sobre los alimentos para los menores de edad y aclara qué son los alimentos: “Los niños, las niñas y los adolescentes tienen derecho a los alimentos y demás medios para su desarrollo físico, psicológico, espiritual, moral, cultural y social, de acuerdo con la capacidad económica del alimentante. Se entiende por alimentos todo lo que es indispensable para el sustento, habitación, vestido, asistencia médica, recreación, educación o instrucción y, en general, todo lo que es necesario para el desarrollo integral de los niños, las niñas y los adolescentes. Los alimentos comprenden la obligación de proporcionar a la madre los gastos de embarazo y parto”.

Tengan en cuenta las últimas palabras de dicho artículo: a la madre se le deben garantizar los alimentos cuando se encuentre en estado de embarazo y cuando se produzca el parto, por lo tanto, los padres no pueden alegar que le deben alimentos solo a sus hijos, sino que tienen la obligación para la madre de los mismos igualmente.

 El abogado Muñoz en su blog nos indica ante quién debemos acudir para instaurar demanda de alimentos.

  1. Si se trata de un niño: el padre o quien lo tenga a su cargo debe acudir a un Defensor de Familia, que los encuentra en los Centros Zonales del ICBF. Él le fijará una cuota y si el padre o la madre no la respeta entonces se le demandará ante un Juzgado de Familia.
  2. Si se está divorciando: Si es por vía judicial, el Juez de Familia fijará esto. Si es ante notario por ser un divorcio voluntario, entonces las partes son libres de fijar este aspecto y un defensor de Familia lo revisará si involucra a menores.
  3. Si el padre o madre del menor está en el Exterior: ante el defensor de familia o ante el Consejo Superior de la Judicatura.
  4. Si usted es mayor de edad: Cite al alimentador a una Audiencia de Conciliación ante cualquier Centro de Conciliador (o un conciliador a prevención, aunque no lo recomiendo) para tratar de llegar a un acuerdo, o demándelo ante un Juez de Familia para exigir estos alimentos, si cree que los necesita.
  5. Si es mayor de edad pero está en condición de discapacidad o es anciano: con el defensor de familia o con un Juez de Familia.
  6. Si el hijo no tiene los apellidos del papá (algo común) acuda al defensor de Familia, quien primero adelantará el reconocimiento del menor por parte del papá.

¿Qué pasa si yo soy el demandado?

Existen varias dudas de las personas frente a este tema y son las siguientes:

  1. Si usted no cumple con la obligación de los alimentos, puede estar cometiendo el delito de inasistencia alimentaria, lo cual pagaría la pena en la cárcel.
  2. Sobre el restablecimiento del derecho de alimentos: si usted se atrasa en las cuotas o está en mora para su cumplimiento, se le realizará una amonestación donde le avisan que debe cumplir con lo que le ha impuesto la ley y por lo tanto se le restablezca el derecho al niño. Luego se le hará asistir a un curso pedagógico sobre la niñez (si no va, lo arrestarán). Si en llegado caso usted sigue evadiendo la obligación, se le impondrá una multa de entre 1 a 100 smlmv y 1 día de cárcel por cada salario de la multa.
  3. Si usted está pagando alimentos, pero por cosas de la vida no puede seguir pagando la misma cuota implantada, usted debe acudir a un juez de familia para iniciar un proceso de regulación o revisión de la cuota alimentaria y pedir la rebaja de la misma.
  4. (Si usted como demandante cree que la cuota es mínima y no alcanza para su subsistencia, puede iniciar el mismo proceso susodicho para la revisión o incremento de la cuota).
  5. Tenga en cuenta que el salario mínimo y las pensiones, en cuestión de alimentos, son embargables hasta un 50%.
  6. Usted cumplirá la obligación según los ingresos que tenga. Si no le han embargado el sueldo o la pensión, puede llegar a un acuerdo para que se aplique la cuota alimentaria (si tiene varios hijos, recuerde que de ese porcentaje que se fije la cuota, se debe repartir en partes iguales, teniendo como prioridad los menores de edad).

Para más información sobre alimentos y algunos derechos y obligaciones, remítase al código civil en su artículo 411 y subsiguientes.

Espero les haya subsanado algunas dudas. Pueden dejar sus comentarios. Alejo Vergel Arévalo.