El viaje a Estados Unidos del presidente del Senado

Noticias uno emitió una denuncia respecto al viaje que realizó el presidente del Senado, Mauricio Lizcano, junto con los vicepresidentes desde el miércoles 18 de enero y al parecer llegó el 22, es decir, pagamos todo el tiempo que estuvo en Washington.

Lo curioso.

Hasta el día de hoy no conocemos el argumento exacto por parte de Lizcano por el que realizó este viaje y que según algunas fuentes personales y además, la senadora Claudia López, Mauricio no fue invitado a la posesión de Trump.

De igual manera Noticias Uno comenta que supuestamente estaban en una conferencia paralela a la posesión del nuevo presidente de Esados Unidos, pero que claramente no tenía nada qué ver con Trump. Se trataba de una “Gala anual” denominada International Conservation Inauguration Gala.

Mauricio Lizcano, Senador de Colombia

Tomada de mauriciolizcano.com.co

El senador se escudó en el decreto 1068 del 2015, el cual permite delegar las funciones en él para aprobar los viajes al exterior. Cabe resaltar que los mismos que están usando la ley para justificar sus acciones, son los que las crean. En muchas ocasiones las redactan para sus beneficios.

Sin una respuesta clara, podemos definir este viaje como inoficioso porque según la ley, dichos viajes deben tener un fin que tenga qué ver con el ejercicio de sus funciones y con temas del Estado.

Por su parte, la Dirección Administrativa y la Secretaría General, aprobaron viáticos de 500 dólares diarios, es decir, al rededor de $1.455.000: lo que nos ganamos los colombianos en dos meses de trabajo con un salario mínimo.

La jugada.

Para poder viajar los tres hicieron una jugada que para algunos, no se encuentra dentro del marco de lo legal.

prohibición del congreso

Los vicepresidentes Daira de Jesús Galvis e Iván Leonidas Name, autorizaron el viaje de Lizcado; Mauricio y Name, autorizaron a Daira y en conjunto Galvis y Lizcano, autorizaron a Name.

Según Claudia López, se usó el tema de la gala para justificar el uso de los recursos públicos, porque no tenía ningún sentido el ir a Estados Unidos estos días.

Queda otra vez en evidencia los gastos que realizan los congresistas con esos viajes que tratan de justificar, pero que al final, no tienen nada qué ver con Colombia, sino, en muchas ocasiones, con temas de ocio.

No hace falta recordar cómo son los políticos en Colombia que se suben al bus de la corrupción y la toma de nuestros recursos, para realizar sus actividades personales, porque al parecer no les alcanza el pequeño sueldo que ostentan.