El temido exjefe de sicarios de Pablo Escobar, alias Popeye, ha despertado nuevamente la indignación de los colombianos, luego que varias empleadas de la Alcaldía de Medellín se tomara fotos con este hombre.

En las redes sociales hay revuelo tras revelarse una fotografía donde funcionarias públicas de la administración Municipal lucen sonrientes y posando junto a este personaje.

El mensaje es contradictorio en la capital antioqueña, ya que el Alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez, ha criticado de forma vehemente el papel que cumple el exconvicto en la sociedad del país.

“Rechazo total a esta conducta de parte de contratista del Municipio. Cero tolerancia con esto. Estamos dando una lucha ética en contra de quienes representan y han representado la ilegalidad”, aseguró el Alcalde en un tuit en el que compartió la foto de las mujeres.

Es de recordar que Popeye fue sorprendido en compañía de alias Tom, el narco paisa más buscado en el mundo y por el que la justicia estadounidense ofreció 5 millones de dólares de recompensa por su captura.

Este capo y quien sería el líder de la Oficina, fue sorprendido en una fiesta de cumpleaños, rodeado de licores y hermosas mujeres en el municipio de El Peñol, al oriente antioqueño.


Redacción colombiamegusta.com.

Categories: Noticias

Deja un comentario