All for Joomla All for Webmasters
Columnas

Homosexuales

A propósito del debate que hubo hoy en redes sociales y de un grupo de la comunidad LGTBI con la iglesia católica en el foro sobre los derechos de dichas comunidades, quiero expresar lo que opino sobre el tema de los homosexuales.

La premisa de mi concepto es que sí los apoyo en sus luchas por los derechos que se merecen; sí estoy de acuerdo con la adopción y el matrimonio homoparental.

Como seres humanos traemos unas costumbres ancestrales sobre lo que nos parece moralmente aceptable y lo que no, además somos una sociedad que no es incluyente y trata de discriminar a todo aquel que piense y opine diferente. El respeto es uno de los valores que hemos perdido y que debemos recuperar.

Los homosexuales son personas normales como todos nosotros, lo único es que por cosas de la vida y la naturaleza, tienen una tendencia sexual que es considerada de minorías y “anormal”, pero que a la hora de la verdad, no tiene ninguna trascendencia catastrófica para la humanidad como lo quieren hacer ver muchos.

Lo que me parece un poco incoherente es que nos paremos a debatir fuertemente sobre a quién le gustan los hombres y a quién las mujeres, cuando como sociedad tenemos graves problemas de convivencia y hemos perdido ese sentimiento mutuo de ayuda al prójimo; nos hemos convertido en una manada de salvajes que a duras penas podemos razonar y que vivimos de las emociones poblando un planeta que poco a poco vamos destruyendo. Entonces, le damos más importancia a eso, que a otros graves problemas del mundo.

Es que nos hemos arraigado a una creencia religiosa que al fin y al cabo lo que nos lleva es a odiarnos unos a otros y a discriminar sin ningún sentido. El homosexual merece todo el apoyo en sus derechos, así como lo tuvieron algún día las personas afrodescendientes que fue uno de los grandes logros de la humanidad, eliminar ese esperpento de la esclavitud (aunque todavía se ven casos en muchos países y que lo realizan de muchas formas indirectas).

Lo cierto es que ser homosexual no le hace daño a nadie y debemos aprender a vivir en comunidad aceptando las diferencias de los demás. Debo aclarar que no soy homosexual y no se debe obligatoriamente pertenecer a esta comunidad para poder apoyar las luchas y causas LGTBI, la cuestión acá es que todas las personas merecen un trato digo respetando su calidad de humano.

Por último, todavía tengo la interrogante de por qué la iglesia católica tiene una voz vinculante en el Estado Colombiano (tocaría modificar el tratado internacional con el Vaticano), si ya estamos en otra época donde las religiones tienen un papel secundario en el diario vivir, y ya que estoy hablando de la inclusión, si una religión tiene ese poder dentro del Estado, entonces las otras religiones también lo deben tener y muchas otras instituciones y movimientos. Ya viene siendo hora de cambiar ese modelo “inquisidor” y desarrollarnos. La iglesia católica igual siempre cambia de padecer a su conveniencia y según la evolución del ser humano: hace años era pecado ser homosexual, ahora dicen que no lo es, todo lo acomodan para no perder ese poder que tienen. Igual hay que tener respeto por las diferentes creencias, pero es un apunte que hago.

2 Comments

2 Comments

  1. Angelo

    9 septiembre, 2015 at 3:40 pm

    La iglesia no juzga al pecador, al contrario, lo acoge, lo sana, lo ama esa es la lógica que nos ha dejado el fundador, todo expresado en la Biblia especialmente el capitulo 15 del Evangelio de san Lucas.
    Debemos aferrarnos a las cosas naturales, no crees que el humano por querer “transformar” “despertar” al mundo de la oscuridad de la religión, lo que está haciendo es denigrándose a si mismo?, postmodernidad nos está acabando lentamente, el subjetivismo, el relativismo, cuanto daño nos hace.
    Hablé desde la religión porque el articulo lo trata desde allí

  2. Angelo

    9 septiembre, 2015 at 3:41 pm

    esto no es cuestión de fe, es cuestión de lo natural, de lo que viene impreso en el hombre

Deja un comentario

To Top
Cargando…