La protagonista de esta historia es el reflejo de millones de colombianos que, día a día, batallan para que la plata les alcance.

El costo de vida con el aumento del 5,9% para 2018 es insuficiente para cubrir los gastos básicos de una mujer bogotana.

Esperanza tiene 32 años, trabaja como cajera en un reconocido supermercado en el norte de Bogotá. Vive en el barrio Chuniza en la localidad de Usme, al otro extremo de la capital. Desde las 5:00 de la mañana se levanta para organizar a su hijo de 8 años para que vaya al colegio público en el que estudia en cercanías de su hogar.

Es soltera, desde que su pequeño cumplió los 3 años de edad y, dadas las circunstancias económicas, el papá no responde ni siquiera por la cuota alimentaria.

“No puedo salir a trabajar sin enviarlo al colegio, dejar el almuerzo hecho para llevar al trabajo y dejarle para por la tarde cuando el niño llegue”, dice Esperanza con el orgullo de corresponder las atenciones de su hijo.

Mensualmente recibirá el salario mínimo que llegó a los $781.242 pesos más los 88211 del auxilio de transporte.

“Eso no alcanza prácticamente para nada y cuando uno maneja la plata de bolsillo es imposible”, asegura.

Calculadora en mano, hicimos las cuentas de sus gastos que desde el mes de enero tendrá que hacer sin tener en cuenta el aumento de precios en diferentes servicios que se prevé aumenten.

¿Cuánto gasta en transporte?

“24 días al mes por dos pasajes de TransMilenio me suman 105600 pesos, sin contar que a veces, cuando salgo muy tarde, me toca pagar un pasaje adicional en una buseta para que me acerque a la casa, y ese cuesta $1.500”.

Esperanza lleva almuerzo todos los días a su trabajo porque es imposible pagar la comida en un restaurante.

¿Cuánto gasta en mercado mensualmente?

“Todos los días hago cuentas. Mensualmente me gasto 350.000 para lo que es el desayuno de mi hijo y el mío, solo mi almuerzo, porque al niño le dan en el colegio y obviamente la comida de los dos en la noche”.

¿Cuánto paga de arriendo?

“Yo vivo en un apartamento que es compartido y me arriendan dos habitaciones. Ahí me prestan la lavadora y la cocina y les doy al mes 350.000, aparte de los servicios”.

¿Cuál es el costo de los servicios?

“Además de lo que pago de arriendo, gasto 90.000 en servicios, incluyendo la cuota del internet”.

Lo anterior, se reduce a lo siguiente:

-105.600 de transporte

-350.000 de comida

-350.000 de arriendo

-90.000 de servicios.

“Eso suma $895.600.

Sin poderse uno comprar un par de medias o poderse uno pagar un curso barato de inglés para ver si se mejora de algo el sueldo y se puede conseguir un mejor trabajo”.

Es decir, $895600 – $869.453 que incluye el salario y el auxilio de transporte, a esperanza le queda un déficit mensual de $14358 pesos. Lo que significa que si quiere tomarse un café o salir por un helado con su hijo es algo prácticamente imposible.

Ahora bien, en las cuentas de Esperanza no está lo que se descuenta en salud y pensión, que cada 30 días se hace la deducción de $31.286 por cada concepto, lo cual complementa una deuda mensual para Esperanza de $88.719.

Haciendo honor a su nombre, Esperanza espera que en algún momento la situación mejore y pueda darle mejores oportunidades a su hijo y estudiar una carrera, aunque sea de forma virtual para mejorar su calidad de vida.

Fuente y redacción: bluradio.

Categories: Noticias

Deja un comentario