La eutanasia en Colombia

Quiero fijar mi posición frente a un tema totalmente apático dentro del grupo religioso del que hace parte el Procurador Ordoñez.

La eutanasia es un tema que a muchos de los que dicen defender la vida, les perece atroz, pero jamás se han puesto a pensar sobre las libertades que cada uno de nosotros como seres humanos tenemos y esa lucha que vivieron muchos para conseguir ser libres. Cada uno es dueño de su cuerpo.

Cómo una persona seguidora de una religión, viene a decirle a otro lo que debe o no debe hacer con su vida. Si yo como ser humano independiente, quiero dejar de sufrir gracias a una enfermedad grave y prefiero que me apliquen la eutanasia, deben realizarme el procedimiento y que no toque esperar a ver qué dicen los que están en contra de dicho tema.

Yo soy una persona que me considero amante de la naturaleza y la vida, lucho por ella y siempre estoy pendiente de las situaciones que conllevan una afectación de las mismas, pero creo que las personas deben aprender a interpretar las cosas objetivamente (en estos temas) y no dejarse llevar por ideologías que en realidad no le aportan nada al debate.

Estoy de acuerdo con que la persona que se encuentra en un estado de salud deplorable y desea realizarse la eutanasia, que lo haga, es libre de decidir sobre su vida.

¡Ojo!, no comencemos a confundir esto con otras cosas, porque muchos dicen que como algunos apoyamos la muerte asistida, somos unos pro muerte y cosas por el estilo, al contrario, amamos la vida y queremos que las personas vivan dignamente. Lo ideal es que cada uno tome las decisiones que tengan qué ver con su cuerpo, sin restricción alguna.

En Colombia las realidades superan la ficción fácilmente y una prueba de esto es lo que nos ilustra nuestro amigo de Fantochadas:

muerte-digna