Tras pronunciarse el pasado viernes sobre la foto de tres contratistas con quien fue mano derecha de Pablo Escobar, el alcalde las invitó a dar un recorrido por la Casa de la Memoria.

Según Federico Gutiérrez, lo primero que pensó y que muchos le recomendaron respecto a este caso que involucró a tres funcionarias de Terminales Medellín, fue decidir que no continuaran trabajando para la Alcaldía.

Sin embargo, el alcalde expresó: “qué gano yo con que ellas se vayan, para que luego lleguen otras y se tomen la misma foto con ‘Popeye’ u otro referente de la ilegalidad”.

Fue así como las tres contratistas terminaron recorriendo la exposición Medellín de los 70, 80 y 90 del Museo Casa de la Memoria, la cual muestra la historia reciente de la ciudad, marcada por la huella del narcotráfico y la violencia.


De acuerdo con Gutiérrez, se trata de que en lugar de exaltar a los victimarios, se anteponga el respeto por las víctimas que dejó el accionar criminal del cartel de Medellín y otros grupos delincuenciales.

“Les agradezco que hayan aceptado venir, hicimos el recorrido por la Medellín de los 70, 80 y 90 y que eso nunca vuelva a pasar en la ciudad, si uno no cuenta la historia la cuentan por uno”, expresó.

Fuente y redacción: bluradio.

Categories: Noticias

Deja un comentario