La muerte de Fidel Castro y la celebración de la gente

Me ha parecido curiosa la reacción de muchos sectores políticos del país y del mundo, toda vez que han demostrado rotundamente la sed de sangre, guerra y muerte que tienen, aunque la han tratado de ocultar durante toda su vida política.

Antes de brindar esta opinión, cabe recalcar que yo soy una persona que está de manera contundente en contra de las dictaduras, el socialismo y el comunismo, y aún más, del régimen de Maduro y los Castro en Cuba. Considero que esas supuestas ideologías lo que traen es miseria para los pueblos, igual como lo hace la corrupción que hoy nos aqueja en Colombia. Y lo peor, por ejemplo, en el gobierno de Maduro que manejan un gobierno con las susodichas ideologías, la corrupción se los está carcomiendo.

Bueno, ese tema es para otro día.

161126001353-cnnee-fidel-castro-bandera-cuba-getty-habana-2004-horizontal-gallery
Hoy pude ver cómo personas como María Fernanda Cabal se algraba por la muerte de Fidel y en Miami una cantidad de personas celebrando como si fuese una fiesta. Sí, es cierto que se fue uno de los dictadores que le han causado mucho daño a Cuba, pero si estamos condenando las muertes que él causó (según datos de unos amigos Cubanos) porque nos indigna lo que hizo, es decir, valoramos la vida y respetamos la muerte, no podemos venir a celebrar porque una persona murió de la manera en que lo están haciendo.

Considero que a muchas personas les pasó un fresquito porque uno de los Castro ya no está, y hasta puede ser válido ya que muchos sienten que éste personaje les causó gran daño, pero lo que estoy tratando de condenar en este escrito, es la manera en que muchos han celebrado, como si fuese una fiesta o un triunfo. Por ese lado me opongo.

La representante Cabal decía que “en el infierno deben estar de fiesta” por la muerte de Fidel. Ustedes me disculparán, pero un comentario de estos viniendo de una congresista, que supuestamente representa a una parte del pueblo Colombiano que la eligió, deja mucho qué desear de ella como persona y de su inteligencia.