Saltar al contenido

Las mujeres en las campañas para la presidencia de Colombia

16 febrero, 2017

Las mujeres están haciendo parte fundamental de los debates políticos del acontecer diario del país, y eso le da buenos aires a todo lo que engloba la política nacional y más a la presidencia.

Esos días del machismo conservador, están quedando atrás, para bien de todos y en especial, de las mujeres.

Pero quiero utilizar este artículo para hacerles una crítica que a los candidatos y políticos “hombres”, ya se les ha hecho, pero como sabemos, son una causa perdida, en general.

Ustedes, mujeres luchadoras, que han roto las barreras de los retrógrados y surgido como iguales en una sociedad que hace siglos las oprimía, considero, a titulo personal, que deben mejorar su actuar y discurso; diferenciarse de lo que hemos escuchado desde siempre de parte de los hombres en la política. Por favor, no caigan en sus juegos politiqueros.

Hace meses yo era un seguidor ferviente de Claudia López y hoy no lo soy. Como dicen por ahí: la política es cambiante.

campaña presidencia mujeres colombia política

Mi querida candidata a la presidencia en un principio mostraba su verdadera esencia, buscaba luchar por causas sociales y por diferentes comunidades, hasta estaba realmente en contra de la corrupción. Al día de hoy, todo eso cambió, de una manera que me ha generado varias dudas sobre si realmente se merece mi voto, es decir, la lucha en contra de la corrupción la está usando de la forma en que no es al montarse en un referendo para buscar sus votos. Deja ver otros intereses. Además, en los debates que la he visto, se muestra sulfurada, casi que gritando y no dejando hablar a los demás tratando de introducir a la fuerza sus ideas dentro de la conversación.

De igual manera, ha estado dejándose llevar un poco por el populismo que ya utilizaban los politiqueros de antaño. Así no funcionan las cosas. Como también en twitter últimamente la he leído discutiendo de una manera que no es buena para su imagen ni candidatura, si lo vemos desde el punto de vista de la campaña.

Otra cosa curiosa es que después de tanto que le preguntaron si estaba a favor o en contra de Peñalosa, cuando ya vio la cosa fea, es que ha salido a contradecir algunas decisiones del Alcalde. Ya qué.

Hablemos de Paloma Valencia y María Fernanda Cabal

Paloma no es política, le falta muchísimo para poder ganarse una curul con su propio esfuerzo y con ideas propias, algo contrario, pienso yo, de Cabal, que aunque no me identifico de ninguna manera con su forma de pensar, considero que sí tiene caudal político y puede llegar a conseguir su propia votación, sin tener que lamerle los pies a Uribe (aunque lo hace).

Ellas dos pueden lograr algo interesante en el ámbito político, pero dejando atrás esas ganas de sobresalir al costo que sea y siguiendo sus propios ideales, no los que dicte un partido político liderado en su mayoría por hombres y lo que diga Uribe, en especial.

Las mujeres pueden dar más de sí mismas, sin necesidad de estar a merced de las órdenes de un líder masculino.

Aunque suene a discurso “feminazi”, considero que no lo es, toda vez que lo que busco con mi opinión es que las mujeres se liberen de la atadura machista que las retuvo durante casi toda la existencia. Que todos somos iguales independientemente del sexo o lo que sea.

¿Clara López a la presidencia?

Para mí, traicionó los ideales que la rigieron durante toda su vida entrando al Gobierno de Santos y eso ya la quemó prácticamente en la política nacional para que pueda volverse a lanzar a la presidencia. Además, dejó pasar el tiempo para inscribirse por el Polo Democrático, lo cual deja en duda todas sus aspiraciones, a menos que busque por otro lado.

Marta Lucía Ramírez.

Hace un par de años la consideraba una persona verraca, echada para adelante y que le podía aportar mucho al país, hasta que se unió con Uribe y mostró que en realidad lo seguía era a él, dejando en duda todo lo que podría haber hecho por este país si seguía como venía.

Puede haber muchas más mujeres que hacen parte de todo este rollo estresante, pero a la vez bonito, de la política. Muchos puntos de vista contrarios a los míos o parecidos. Lo único cierto, es que las mujeres cada vez hacen un mejor papel en el país, el mundo y la historia. Dejando la huella que deben dejar.