Hoy se conoció que el Gobierno iniciará diálogos formales con el ELN, algo que personalmente me alegró mucho ya que es un alivio para la región en donde vivo teniendo en cuenta que este grupo guerrillero ha invadido por completo el Catatumbo azotando a sus habitantes con atentados terroristas y asesinatos a personas inocentes.

paro-eln

Es que es tan fácil hablar de seguir la guerra y aquellos uribistas que a todo le quieren sacar una excusa para no apoyar procesos que buscan acabar parcialmente a las guerrillas que delinquen en este país.

Una persona que viva en Bogotá, tranquilo, en su casa, se le hace fácil desde su computador salir a criticar el proceso que se va a iniciar con el ELN, pero a mí, que he estado a minutos de ser alcanzado por dos carros bomba que ha dejado esta guerrilla en la vía que transito a diario, me parece excelente que cesen esas actividades violentas.

Es mejor tener a esas personas negociando con este Gobierno, a que estén atentando contra la vida de los habitantes en Norte de Santander y el resto del país. A nosotros se nos hace más fácil pedir que sí se dialogue con ellos porque somos los que corremos peligro.

Hace meses en mi pueblo se han visto asesinatos que según los chismes, han sido perpetrados por guerrilleros del ELN, ¿por qué estar en contra de dejar toda esa violencia atrás?

Para algunos políticos es fácil criticar todo lo que sea un tema de paz, pues estos viven es de la guerra; ¿qué será de un Uribe sin las Farc o el ELN? ¡Nada!

Hace unos días liberaron a Moncho Cabrales, pero eso fue porque le pagaron una suma de dinero a los guerrilleros que lo tenían, eso tampoco fue un gesto de paz, pero que bueno sería que ya no hubiese más secuestros por parte de guerrillas terroristas.

Al menos que esto sea lo único que haga bien Santos, porque el resto de temas le quedaron grandes, igualito a Uribe, se dedican a una sola cosa y el resto del país vuelto mierda gracias a su incompetencia y estupidez.

¡Gracias por leer!

Tags:
Categories: Columnas

Deja un comentario