All for Joomla All for Webmasters
Columnas

Reflexiones de año viejo

Un año más que pasa y seguimos en la misma situación, pero deberíamos analizar cuáles son las causas de todo lo que estamos viviendo y por qué nada de lo malo que tenemos o que se viene, logra cambiar para bien.

Tenemos entendido que en el 2015 se realizarán las elecciones regionales donde se escogerá el futuro de los municipios, ciudades y departamentos y lo ideal es que las personas sepan cómo votar para que no sigamos en el mismo excremento de toda la vida.

Seré realista, acá los corruptos somos los mismos ciudadanos y daré una breve explicación de esta afirmación:

El ciudadano del común, que somos todos nosotros que sobrevivimos en  esta sociedad putrefacta, sin empleo, sin educación, sin un ambiente sano, etc… Somos corruptos en gran magnitud y esto se evidencia cuando se presentan las elecciones de nuestros gobernantes, que para darles el voto, lo primero que decimos es: “cuánto me va a dar por el voto” o “mire, yo le voto, pero deme para las medicinas, el arriendo, el cemento, etc.” y esto mis queridos lectores, es corrupción, por eso los que pidieron algo por votar, luego no se vengan a quejar.

Entonces, cuando usted vota por un candidato que le dio alguna “ayuda”, por favor, dediquele un poquito de tiempo al análisis de lo que hizo, porque de un candidato que lo compra a usted, no espere muchas ayudas o que mejore las problemáticas del territorio que va a gobernar.

Por culpa de nosotros es que los políticos gastan miles de millones en campañas electorales, porque le toca dar la “ayudita” a unos, el “arreglito” de la casa a otros y cuando llegan a gobernar, sólo quieren es buscar de cualquier parte el dinero que se gastaron en campaña, es simple, y para que usted piense un poco más, un político así, sólo está pensando es en comprar los votos, lo cual es fácil en un país como Colombia y no está pensando en cómo es que va a solucionar los problemas de los ciudadanos a los cuales gobernará.

Todo esto nos lleva a un circulo vicioso básico, un político que no sea corrupto, es difícil que gane unas elecciones porque no tiene el dinero para comprar los votos, entonces, si todos queremos mejor educación, más empleo, mejor servicio de salud y seguimos queriendo que nos compren el voto, seguiremos llevando de la mano a gobernar personas que no les importa arreglar nada y se robarán todo, y así sucesivamente.

Nuestro pensamiento tiene que cambiar obligatoriamente, porque si nosotros no cambiamos nuestra forma de ver la vida, de analizar las cosas, todo seguirá en el mismo mierdero de siempre. Un profesor decía: “si cambias tu pensamiento, tu vida también cambiará”.

El Colombiano quiere vivir relajado, no le importa nada que de verdad sirva, pero eso sí, para el chisme de barrio sí somos buenísimos. Vivimos pensado en que llegue el fin de semana, en cuánto trago vamos a gastar el sueldo o a qué rumbas vamos a ir. La verdad es que somos muy pocos los que pensamos en que ojalá nos llegue una platica para ir a comprar un nuevo libro o buscar en netflix un documental sobre la historia o algo realmente interesante y que nos pueda ayudar a expandir nuestra mente.

Yo llevo más de un año en el cual he estado libre de alcohol (no quire decir que fui alcohólico, sino que decidí no volver a probar trago) y desde que empecé a analizar sobre las consecuencias de consumir estas sustancias, he cambiado mi forma de pensar y de vivir. No puedo negar que ésta decisión me ha ayudado mucho, ya no me enfermo, ahorro mucho, no tengo problemas con mi familia o mi pareja, evito tantas cosas negativas que trae consumir estas sustancias, y me siento bien con eso.

En éste país estamos tan acostumbrados a las cosas insignificantes, que nos parece raro que alguien quiera cambiar su vida, digo esto porque desde que empecé con cero alcohol para mi cuerpo, todas las personas me han preguntado el porqué yo no bebo o no vivo “templado”, “jincho”, “borracho”, etc… Igual a ellos y mi respuesta es la siguiente: tu pregunta es tan estúpida como tu forma de pensar; es como si un drogadicto se sorprenda con todas las personas que no consumimos sustancias alucinógenas y nos pregunte con sorpresa la razón por la cual no somos viciosos. La estupidez se ha vuelto algo tan normal.

Vivimos en la ilegalidad, en lo absurdo, en lo que no importa. Ojalá nuestras prioridades fueran otras y tratáramos de avanzar para salir de ésta peste del subdesarrollo en el que estamos. Yo amo con todas mis fuerzas a mi pueblo, a mi país, pero quisiera que cambiáramos para callar al mundo sobre ese mito de que todos somos narcotraficantes; es que nos gusta que la plata nos llegue fácil y rápido, no hemos entendido que las cosas llevan su tiempo y que con esfuerzo lograremos tener muchas cosas que deseamos y legalmente.

Tantas veces he visto a alguien en la calle botar un papel al piso y al instante le he dicho que lo recoja y lo lleve a un basurero, pero la respuesta que recibo la mayoría de veces que he dicho eso, ha sido esta: “recójalo usted y vaya a botarlo, ¡sapo!” ¡Qué cultura! Somos como animalitos tratando de ser humanos.

Nos llenamos la boca diciendo que como nosotros no hay en el mundo, que somos emprendedores, echa’os pa’ lante y toda esas flores que nos echamos entre nosotros, pero no nos damos cuenta que a pesar de tener tantas virtudes, tenemos muchas más deficiencias.

Yo estoy seguro que podemos cambiar, porque yo un día lo decidí hacer y lo he logrado poco a poco, y debemos tomar ejemplo, mejorar lo bueno que tenemos y arreglar todo eso malo que nos inunda.

Para salir de la pobreza en que estamos, apliquemos lo poco que he dicho en este escrito, tratemos de evitar los vicios tan inmundos que llevamos en nuestra cabeza desde niños y los cuales nuestros ancestros nos han enseñado, pero los tiempos cambian, necesitamos mejorar el medio ambiente, elegir bien en las elecciones, cambiar la forma de ver el mundo porque ya no estamos en la época donde la iglesia mandaba, ya no nos podemos regir por esas leyes antiguas, estamos en un siglo donde hay otras prioridades.

Y por último, no sólo utilicemos diciembre y la navidad para acordarnos de los demás y amarnos entre todos, mientras el resto del año no nos acordamos de nadie, ni nos importan los demás. Seamos así todo el año, brindemos ayuda al prójimo, amemos a nuestros familiares los 12 meses y vivamos en paz y amor para que todo sea mejor.

Gracias por leerme todo el año, ¡feliz año nuevo!

Posdata: Usted puede hacer lo que quiera, éste artículo no tiene la verdad absoluta, cada quien es libre de pensar y hacer lo que desee.

Click to comment

Deja un comentario

To Top
Cargando…