Saltar al contenido

Semana Santa hipócrita

14 abril, 2017

Semana Santa es la época del año en la que más se demuestra la hipocresía de los creyentes, hasta el punto de llegar a parecer como viles estúpidos, aunque no todos. No hay que generalizar.

Es normal ver en los pueblos en donde las creencias religiosas son más arraigadas, que las personas realicen diferentes rituales para alabar a un carpintero que al parecer vivió hace más de 2000 años, y para rezar sin cesar durante horas en iglesias ante su dios.

semana santa

Todo lo anterior me parece normal y ni le presto mucha atención porque en nada me afecta las creencias de los demás y siendo así, claramente deben ser respetadas y hasta apoyadas por mi parte.

Pero, teniendo en cuenta todo lo que representa esta semana “mayor” para todos los creyentes, me parece que se convierte en evidencia de una hipocresía arraigada en el ser humano y aún más, en los que dicen seguir los mandamientos de una religión que se basa, al parecer, en el amor y ayuda al prójimo, algo que no es practicado por la mayoría de sus feligreses.

Por ejemplo, el jueves y viernes “santo”, dicen que no van a comer carnes, que deben evitar hacer muchas cosas porque es pecado, se dan golpes de pecho metidos en la iglesia y rezan de una manera como si nunca hubiesen cometido ningún pecado de los que enuncia la biblia.

Sin embargo, si nos ponemos a analizar la vida de esas personas que realizan ese tipo de cosas, antes de estos días “santos”, eran las más pecadoras que uno pudiese haber conocido; se la pasan comentando e inventando chismes, hablando mal y a las espaldas de las demás personas, no respetan a los papás ni a los hijos, algunos roban, otros cometen adulterio y, la mayoría, ni respeta los 10 mandamientos, pero eso sí, llega Semana Santa, y se creen los más pulcros.

La idea con este escrito es preguntar y analizar el porqué de dicho comportamiento hipócrita de los creyentes, que en esta semana predican una cosa, y el resto del año practican otra.

Considero que si no cumplirán todo lo que se la pasan rezando, leyendo en la biblia y escuchando en las iglesias, ¿para qué le dedican estos días a aparentar lo que no son? ¡No sean hipócritas!

Por último, conozco un par de señoras que se las dan de muy creyentes y nos critican a los agnósticos u ateos diciendo que nos iremos al infierno y que somos pecadores (jaja), pero ellas se la pasan metidas en las iglesias mirando a ver qué ropa llevó tal persona, criticando porque la otra persona hizo determinada cosa y salen de la misa compartiendo chismes; entonces, ¿quién se irá al infierno? Si es que existiera eso.